Hugo

Después de insistir e insistir, de acunarlo un poquito, arroparlo y cambiarle el pañal, abrazarlo y calmarlo, volver a cambiarle el pañal, darle un poquito mas de comer…. al final se consiguió.Unas fotografías tiernas para un recuerdo imborrable.Muchas gracias por habérmelo presentado. Tenéis un muñeco precioso.

Lucía

Lucía ha llegado a casa con bastante prisa sin dejar que su mamá, Noélia y yo nos conociéramos unos días antes. Me ha llenado de satisfacciones trabajar con ella, ya que ha sido increiblemente sencillo hacerla posar, por eso a esta “Princesa Sonriente” quiero dedicarle esta poesía de Joaquín Balaguer. Muchas gracias a Noélia Lucía…